Que Hiciste Papaito

By Lazaro Candal

CARABULLOS

Queridos amigos hoy inicio, con mucho cariño y sobre todo con  mucha ilusión, una nueva columna  dedicada, por supuesto a todos mis grandes amigos que me siguen y me estimulan con sus mensajes, reforzando, todavía más el cariño que siento por ellos.  Trataremos de escribir sobre aquello que creo les pueda interesar a los que les envío este mensaje. Y siempre, claro, expresando mis opiniones  en defensa de los mejores valores de las informaciones que, continuamente, se originan en el mundo de la comunicación.

Desde luego, lo haremos siguiendo las normas y conductas que  puedan servir para lo que significa el respeto de la información, sobre los diferentes medios que así lo atestiguan y, por eso mismo, tratando de que estos medios, por las razones que fueran, pero  que no honren y dignifiquen su opinión, sino que se aprovechen  de ella para confundir y crear situaciones de resquemores y dudas con objetivos mal intencionados, buscaremos entonces las respuestas, justas, y sobre todo razonables en defensa de la honestidad de aquellos que se sientan injustamente agredidos.

No seremos una vara de justicia, porque no somos jueces ni mucho menos, pero somos defensores de la verdad y de la honestidad en defensa de los grandes valores de la humanidad y por lo tanto, ese será  siempre nuestro gran objetivo. Si  alguna vez nos equivocamos, porque tenemos derecho a ello, aceptaremos, con todo respeto y  altura  las consecuencias que ello nos pudiera ocasionar. Pero, eso sí, siempre en un generoso plan de entendimiento entre las partes.  Todos los que no estén de acuerdo con mis testimonios, tienen toda la razón del mundo para rechazarlos y ahí mismo rebatirlos, no se preocupen, si tuvieran que preocuparse, porque son muy amigo del diálogo, más que  nada con los que saben dialogar. Bueno, aclarado todo, nos vamos con el toro, que ni es manso ni tiene los cuernos recortados.

LÁZARO CANDAL

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: