Los conquistadores y los Libertadores

Los conquistadores y los Libertadores

Por Lázaro Candal

 

Que tremenda ironía, la que se puede establecer si la final de la Copa Libertadores se disputa precisamente en el Estadio Santiago Bernabéu de la capital de España. Sobre todo luego de que en Jugones publicaran un artículo mío sobre la importancia del Bernabéu como ideal para jugar ese tremendo partido.

Pues bien, lamentablemente, una cosa es edificar la verdad del Estadio para disputar ese gran evento y otra muy diferente que se vaya a jugar en el, ese apasionante juego. Y es porque más allá de la grandeza del evento y del escenario, existe un problema mucho más grave que, por lo que yo creo, sería indecente que se jugara la final en el Bernabéu entre dos equipos hijos de un país hermanado con otros muchos que, recordarán, nunca lo podrán olvidar, precisamente en el país que los conquistó y explotó y asesinó.

Y no deja de ser espeluznante que los hijos de aquellos grandes Libertadores que dieron su vida, sacrificaron su amor hacia la patria por obtener la independencia y libertad de sus países, ahora precisamente ahora, los dirigentes de esos países tengan la desfachatez de promover la gran final, es decir la gran fiesta del fútbol la Libertadores, para disputarla nada menos que en la capital de los conquistadores y explotadores de la patria que salvaron los Libertadores. Decisión que, sin la menor duda, toda América protestará y renegará por convertirse en el mayor insulto y desprecio que se le podría hacer a todos los grandísimos héroes y salvadores de la patrias de Latinoamérica.

Los muertos que vos matasteis no gozan de buena salud, como nos dirían San Martín y Bolívar, sobre todo el argentino, pues son dos equipos de su patria, por la que dio la vida y los que, además, sus descendientes son los que en cierto modo enseñaron a jugar al fútbol a los españoles, léase, Maradona, Di Stéfano, Messi y demás. Por eso sería una ironía asquerosa y falta de respeto que los hombres de corbata de la Conmebol permitieran y proyectaran semejante chantaje.

Conquistadores contra Libertadores, Dios mío querido…Ahora bien, si para ustedes, queridos lectores, ya todo ha cumplido su ciclo, me callo y, como decía el otro: Yo me llamo Usé.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.