Hoy es siempre todavía

Hoy es siempre todavía

Por Lázaro Candal

Resultado de imagen de paraguay - venezuela

No, queridos amigos, no crean que me olvidé. No, no me podía olvidar, sobre todo porque estaba muy seguro que iba a ocurrir. Y ocurrió. Lo que sucede es que se metieron por delante otros motivos urgentísimos. Pero, como me iba a olvidar del primer triunfo visitante, obtenido por Venezuela, oficialmente ante Paraguay en Asunción, nada menos que en su propio feudo, terreno casi inviolable para todos los equipos del mundo. Dios mío. Por eso, con esta hermosa frase de mí admirado Machado: Hoy es siempre todavía, respondo a mis queridos amigos.
Por si esto fuera poco, luego de que antes le habíamos tosido a la Argentina y a Messi en el propio Monumental de Buenos Aires y, por si quedaba alguna duda a nuestro papá futbolístico Uruguay en San Cristóbal, en mi querido Pueblo Nuevo. Y cuando fuimos para Paraguay, claro, le dije a Dudamel que sí, que íbamos a meterles tremendo yatusabes. Y se lo metimos.
Y es que no fuimos los que estamos metidos en este escorpión futbolístico, sino los que, por estar metidos, nos alegran y nos dan esperanzas, tan gratas y espectaculares que a tres seleccionados tan impresionantes y espectaculares, los pusimos a parir, nada más y nada menos; en los tres juegos en los cuales se jugaban lo más grande de sus esperanzas deportivas: jugar el Mundial de Rusia. La madre que me parió. Y vean por dónde ninguno de los tres nos ganó. Y a uno, el más guerrero, lo parimos con sus propias y definitivas armas. Qué arrechos estos chamos.
Por eso, a cuatro años y un piquito, ya les digo: Qatar 2022 está ahí mismo. Acuérdense de estos tres patitos con un huevo que, de repente, hasta puede tener otro patito más para que no haya dudas de que sí, de que por fin Venezuela estará en un Mundial de Fútbol. Cumpliré, 90 años, si lo quiere ese gran amigo que tengo allá arriba, un bendito, que también nos ayudará. Coño, que vaina más arrecha, que mi papaíto querido me permita ver un Mundial con la Vinotinto metiendo goles con cuarenta grados a la sombra. Hiiiiiijo de mi madre, lo que les espera. Pero vale la pena, porque si no es pera es manzana.
Gracias Venezuela por lo que hiciste en estos tres juegos, por darte a valer y no venderte, sino justificar la grandeza de tus méritos apoyados en la honestidad de tu esfuerzo y tus progresos. Qué lindo Galindo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.