Te quiero para olvidarte – Para quererte te olvido

Te quiero para olvidarte

Para quererte te olvido

Lázaro Candal

Resultado de imagen de Di Stéfano, Puskas, Kopa, Rial, Gento, Santamaría, Muñoz

Este poemita, tan bello y tan locuaz, como tan interpretativo, me vino a la memoria luego de que varios seguidores, creo que son del Madrid y de Cristiano Ronaldo, no más escribo, me cuentan, que lo hago contra el Madrid con mala intención, parece ser que no les gusta y, claro, se revuelven contra mí, me dicen, como si estuvieran envenenados. Dios mío.
Que estoy lleno de esa frase que empieza por o y termina por o. Pero, me cuentan no responden a la crítica, sino que apelan al insulto y a las dos os. La madre que me parió. Y, por si fuera poco, me acusan de ayudar al Barcelona, perdón a los catalanes y crear fobia anti madrileña. Mamaíta querida.
Y todo esto por decir lo que pienso, que es como sentirlo por verlo: “los ojos que tu ves, no son ojos porque tú los veas, son ojos porque te ven”, como bien decía igualmente Machado. Cuando escribo sobre el Madrid escribo lo que creo que es verdad, porque me apoyo en la libertad de mi vida que es escribir sin ataduras. Si no gusta, lo siento. De los catalanes, cuando tengo que escribir algo que no les guste, también lo escribo. A mí no me dan de comer, ni ellos, ni los madrileños. Líbreme Dios que tuviera que vivir de ese par de monstruos del fanatismo.
El Barcelona me gusta cómo juega al fútbol, porque juega muy lindo, desde hace muchos años. Desde Pep Guardiola sale a jugar y disfrutar y disfrutamos todos los que no gusta el fútbol, además con el más grande futbolista que haya parido este deporte. Millones de niños españoles, europeos y universales lo admiran, lo siguen, lo imitan, lo aprenden y lo sueñan. No existe nada igual. Ni existió. Sólo tiene un problema juega con la franela del Barcelona. Si jugara en el Madrid sería mucho más dios que ahora.
El Madrid tiene para mí otro mérito diferente, quizá de mayor peso. Es para mí el equipo que más ha honrado y dignificado a España y al fútbol español en toda su historia. Pero, eso sí, partiendo de la época maravillosa y única de mi amigo, don Santiago Bernabéu, mi otro amigo, don Antonio Calderón, mi más grande amigo, don Agustín Domínguez. Títulos que nunca más se repetirán, grandeza maravillosa y admirable en todos los escenarios europeos y mundiales. Además el mensaje que dejaba el Madrid como institución seria, respetuosa que rompía todos los moldes de la simpatía, en todos los campos españoles, europeos y mundiales, con todo y que, los que lo rechazaban lo llamaban equipo franquista, cuando jugaba al fútbol como las rosas, manejado y proyectado con los Di Stéfano, Puskas, Kopa, Rial, Gento, Santamaría, Muñoz y demás. Aquél 3-7 en Francfort, la madre que me ha de parir.
De aquel Real Madrid a este, nada que ver. Sus jugadores eran personas, el club era un portento de grandeza y de amistad y los seguidores eran un batallón inmenso de camaradería unida y victoriosa, sin soberbia, presunción y respeto de grandeza a la solemnidad del Bernabéu. Fui parte importante de ese Madrid. Se acabó eso. Hasta incluso los medios sostienen que el palco es un mercado.
La pelea que sostienen estos dos monstruos, ni me va, ni me viene, si tengo que escribir algo que no me gusta, lo escribo, si lleva las de perder el cuadro merengue más que el catalán, acaso porque juegan mejor los azulgranas, no es culpa mía, es culpa de los contendientes.
Y lo que me faltaba, Cristiano Ronaldo. Pues sí, es medio paisano mío, porque tengo nietos portugueses, pero del Portugal lindo, sencillo, humilde, modesto, honesto, trabajador. Hermoso país. Pero su gran figura, crean, un drama. Un futbolista que dice que le tienen envidia porque es el más guapo, el más rico y el mejor jugador. La madre que me parió. Guárdenselo. Hitler, Mussolini y Franco eran unos huevones a su lado
Por estafar a las arcas españolas lo niega y como bandera insulta al Madrid, diciendo que se marcha, sin que tuviera culpa el equipo para sacarle provecho, que poca vergüenza. Y así lo vive, siempre amenazando, hasta a los que le silban. Orgulloso, pendenciero y que se cree hasta el dueño de todo. Si viviera don Santiago, lo pondría a parir, para que aprendiera a saber lo que significa estar en la plantilla del club más admirado del mundo y no por él, precisamente. Que mire y aprenda de los Raúl, Butragueño, Gallego, Pirri, Gento, Amancio, Di Stéfano, Kopa, Puskas que sentaron cátedra de comportamiento y de grandeza deportiva como futbolistas defendiendo al equipo y como personas defendiendo la institución. ¿Y esto es hablar mal del Madrid? ¡Por favor! De un tipo que el Real le llenó los bolsillos de millones como nunca en su vida había soñado y que, en lugar de estar agradecido, todavía anda protestando y esperando que el Madrid le pague lo que él le robó al bolsillo de todos los españoles, al no declarar las ganancias, entre ellas las que le dio el propio equipo de los madrileños.
Claro, para despedirme de los que disfrutan insultándome, les digo que no me molestan nada. Continúen. Y es por eso precisamente que les dedico a todos ellos el título de Machado:

Los quiero para olvidarlos

Para quererlos los olvido


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .